2

Placeres (mal)juzgados...

Lo dijo I (asertivo) Kuri:: el 21 de julio de 2010 , mientras ordenaba , ,
(Para contextualizar mejor este post, sugiero que antes visites este otro, también mio y escrito el 25 de febrero de este año)


Hay placeres arraigados a Mí por la propia Naturaleza, los cuales disfruto plenamente y sin “sentir culpa” al satisfacerlos, placeres normales que necesito para vivir porque mi cuerpo me los pide para funcionar, escuchar a todo volumen rolas de Aretha Franklin porque me traen recuerdos gratos, bailar música electrónica o soul y jazz por que me pone de buenas, comerme un litro de helado de chocolate si estoy deprimido, o doble orden de enchiladas de mole porque se me antoja, quedarme en cama todo el domingo (o cualquier otro día) porque quiero... También tengo placeres ligados a una homosexualidad anormal (porque si es anormal serlo) que jamás me harán culpable porque la religión (que no es igual a Biblia) dice que es malo sentirla y ejercerla, besar al wey con el que ande porque vuelo cuando lo hago, mamar verga porque lo hago y disfruto al máximo, mirar porno porque me excita, entrarle a una orgía para que no me cuenten, coger con mis (bizcochazos) amigos del americano o cogerme a mis vecinos boxeadores... ¡Con mota y poppers! Woooow. ¿Culpa? Naditaaaa!!!





¿Placeres culposos?...



Pues sólo lo serán, si con el fin de obtener y/o satisfacer mis placeres transgredí, mi cuerpo, mi vida, o la de los demás, si voy en contra de mis principios o de la naturaleza. En ningún caso acepto la concepción de la culpa como un sentimiento, ni como una emoción, si no como el reconocimiento de un acto ilícito o que viola la ley, aunque en algunos casos puedo ser culpable sólo porque la ley es más (falsa)moral que realmente correcta. ¿Placeres culposos? –Pregunto- meterme tacha, coca o mota, es placentero y podría (según la cantidad) ser culposo si mi cuerpo me lo reclama, o por que una mala ley lo dice. ¿Placeres culposos? Si en el acto sexual obligo a mi pareja (formal o no) a hacer algo que él no quiere, si ejerzo más fuerza de la que aguanta, es placentero para uno, pero sería culpable (con ley o sin ella) ¡porque lo estoy violando! ¿Placeres culposos? Si trago de más siendo diabético u obeso, si fumo sabiendo que produce cáncer, si me alcoholizo todos los días, si hablo mal de alguien metiéndolo en problemas, si robo, si mato. ¿Placeres culposos?... Los hábitos que por condicionamientos religiosos, familiares, culturales y sociales, hemos creído como placenteros y que están ligados de una u otra manera con lo malo, para uno y para los demás, de mí para con ellos ¡Más no por que ellos lo digan!

2 Comments


Un pederasta, un violador, un asesino en serie, un sádico, un mentiroso compulsivo...en fin, creo que ya me fui a los extremos. Pero, si como bien apuntas, en la procuración de la satisfacción personal otra persona resulta dañada, estos casos pueden considerarse en esa categoría ¿no?


Noé:

Exacto!! Tus ejemplos y los mios... Más los que faltan.

¿Pero porqué serían extremos tus ejemplos y no los mios? (O los de alguién más) ¿Qué los hace diferentes? ¿La costumbre, la sociedad? ¿Porqué habrían de suponerse más graves unos que otros? No entiendo... Todos siguen siendo placeres culposos.

Abzt.
Kuri::

Copyright © 2009 Mesa para 9 All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.