15

"+"

Lo dijo Antonio Fidalgo el 29 de enero de 2010 , mientras ordenaba , , , ,
Teníamos muchas cosas que hacer, ir a comprar una playera nueva para el, pasar a ver unos discos que yo quería, ir por los análisis de sangre (que una vez mas paso una semana sin que fuese a recogerlos), teníamos pensado comer sushi en un lugar recién abierto, ver una película (por mas que trato no recuerdo cual), llegar temprano a la fiesta de esa noche y desvelarnos hasta muy, muy tarde….

Yo fui el que le quito el miedo a los análisis de sangre, por eso fuimos juntos a hacernos la prueba, su primera vez, afortunadamente después de que le sacaron la sangre y la enfermera le dijo – a ver si esta vez si usted si recoge los estudios a tiempo- el se tranquilizo y eventualmente también iba solo al laboratorio, aquel día fuimos juntos por los resultado y se nos ocurrió a uno abrir el resultado del otro…..el bromeo con el mío, yo no supe como reaccionar al leer el suyo…simplemente lo abrace, no hubo necesidad de decirle nada, comenzó a llorar y trato de zafarse de mis brazos, no lo deje, me dolía, pensé que si lo soltaba algo peor pasaría……algo peor que ver “+” .

Cuando al fin me falto la fuerza para retenerlo mas, el ya estaba vacío de llanto, estaba cansado, maltrecho..nos fuimos a un parque cercano, refuto mi sugerencia de sentarnos en una banca y prefirió acostarse en el pasto, me tire a su lado y me pregunto si aun seguía en pie mi propuesta de compartir mi departamento con el.

No era la primera vez que el se quedaba a dormir en mi departamento, así que el sabia sobre manera que mis despertares son ruidosos, pero esa mañana procure caminar despacio, no me acerque a la puerta de la otra habitación por miedo a despertarlo, no cante, prepare el café con sigilo y el ruido del goteo de la cafetera se me antojo excesivo, me di la vuelta y ahí estaba , parado frente a mi, su cabello parecía un nido de alondras, sus ojos me decían que había seguido llorando sino toda , gran parte de la noche y sin mas ni mas sentí una bofetada – aun no me he muerto, sigo aquí , estoy vivo, si estoy aquí contigo es por que creo que eres el único que va a entender que sigo vivo, que voy a seguir vivo hasta que esta madre me lleve por delante, así que prende la música, date un baño y vamonos a desayunar que tenemos que hacer la mudanza-

2 años, en los cuales lo vi realizar proyectos, subir y bajar con tanto ánimo que muchos días me olvide de aquel “+”, solo cuando alguna gripa se complicaba demasiado me acordaba, y el día que me fue inevitable el saber la verdad fue cuando su familia vino por el, para llevarlo al hospital, a la cama en la que me dijo – te estuve guardando este chiste……- me lo contó y me sentí mal de reírme, - ese eres tu, el que se ríe, no dejes que yo me lleve tu sonrisa, ni por un día!- y haciendo mofa del sacerdote que andaba rondando por ahí agrego -contad este chiste en conmemoración mía-, dos días mas tarde me vestí de negro y me costo trabajo sonreír.


P.s.
Estaban dos jotitas y le dice una a la otra –manaaa, te veo como decaída tu-
-hay mana es que salí positiva-
-mana pero las positivas no es así como muy animosas?-
-no pendeja, positiva de el SIDA –
-ash! mana ni te preocupes yo te voy a llevar a un lugar donde te hacen un tratamiento en el cual te cubre así toditita de lodo, de arriba abajo mana-
- ¿y con eso se te cura? –
-No mana, pero te vas acostumbrando a la tierrita-

Te
extraño mucho Carlitos.

10

Un regalo....

Lo dijo Champy el 27 de enero de 2010 , mientras ordenaba
Si le pican un ojo a la lombriz que los está tentando (a GUS le saca la lengua), se divertirán mucho, está quincena necesitaremos distracción.
Descarguen el libro y reflexionemos al respecto..
.


Y siempre...

2046

12

+ o -

Lo dijo Gus el 26 de enero de 2010 , mientras ordenaba , ,
Yo cojo a pelo.

- ¿De verdad crees que esa es una buena manera de comenzar una entrada sobre el VIH?
- La verdad es que desde hace un par de días llevo pensando en como abordar este tema y creo que requiere honestidad. Además, tú y yo sabemos que es un tema con el que vivo muy cerca.

Podría comenzar, por ejemplo, comentando que de todo mi nucleo cercano gay, el que incluye a los amigos, los de verdad, el único que no está infectado soy yo. Podría puntualizar también que me da rabia que en varios de los casos, mis amigos fueron infectados por sus parejas y que me da más rabia que los más promiscuos infectaron a los monógamos, los fieles, los que llevaban una vida tranquila. Y entonces seguramente alguna voz se alzaría diciendo que eso no tiene nada que ver, que es igualmente irresponsable hacerlo sin protección una vez que cien. Y probablemente no entenderán la frustración de aquéllos que confiaron en la persona a la que amaban, al darse cuenta de que ese acto de confianza cambió su vida para siempre. Y la mía sigue igual.

Podría, recorriendo el camino por el que nos llevan las ideas, pensar en mi propio caso. Hablar de que tuve sexo sin protección decenas de veces, porque me gusta más así. Me dirían irresponsable y lo fui. Podría alterar la paz mental de alguien cercano que no lo supiera. Y más la alteraría si explicara que tuve sexo sin protección con media docena de personas infectadas, la mayoría de las veces sin saberlo, pero un par de veces a pesar de saberlo. Me mandarían tal vez con un psicólogo, por conducta autodestructiva. Ello me llevaría irremediablemente de nuevo al punto anterior: no estoy infectado. Y entonces pasaríamos al planteamiento metafísico o al biológico: no estoy infectado porque soy inmune o soy inmune porque creo que lo soy. Prueba tras prueba, miedo tras miedo, traición de confianza tras traición de confianza. Pasando por casi trescientos cuerpos, unos con nombre, otros sin él, otros sin rostro. Pasando por la época en la que ponerme un condón me bajaba la erección. Pasando por las bromas de mis amigos, que prometían inmovilizarme, cortarme las venas de la muñeca y hacer lo mismo ellos, para frotar nuestras muñecas sangrantes por un buen rato, porque "o todos coludos o todos rabones".

Podría, recordando el punto de que somos lo que creemos que somos, explicar que sólo uno de ellos ha muerto. Y aclararía entonces que para él fue una liberación, que fue mucho mejor que seguir entre nosotros. Y explicaría entonces que, al igual que cualquier enfermedad, ésta será lo que uno crea que es y tu salud es más bien un estado mental. Porque lo viví junto a los que amo. Porque más de uno ha estado en situaciones críticas, con los peores augurios médicos y siguen aquí. Porque se ven a sí mismos vivos.

Podría dedicar esta entrada. Pero entonces me toparía con el otro punto: la discriminación. La de adentro y la de afuera. La discriminación, una de las hijas predilectas de la ignorancia, de quien tanto hemos hablado. Porque, como me dijeron hace unos minutos: en las pláticas de sobremesa uno puede hablar de que fulanito tiene diabetes, pero no se ve bien hablar de que está infectado de VIH. Y conozco bien la incertidumbre de los seropositivos cuando salen con alguien que les gusta, cuando comienza a ir en serio y tienen que contar su secreto. He visto la tristeza de aquellos a los que nunca volvieron a contestar el teléfono y la sorpresa de los que fueron aceptados sin chistar. Amor, que le dicen.

Podría, pero no sé. Podría, pero no encuentro la mejor manera de hacerlo. Porque al fin, cada quien vive su verdad. Porque el drama es menor a veces al imaginado desde fuera. Porque aprendemos que esta es una segunda oportunidad. Porque aprendemos a vivir un día a la vez. Porque, como muchas otras enfermedades, puede tratarse. Porque estarás vivo mientras creas que lo estás. Porque, como les digo a mis amigos, exagerando un tono fresa: "¿Sabes por qué te va mal en la vida? Porque eres ceropositivo, wey!". Porque la vida te sonríe mientras tú sonrías, con un + o un - en tu diagnóstico.


Para B, R, J, C, E, J y M, con la esperanza de que pronto no tenga que preguntarme si puedo...

11

Presentando: VIHvir

Lo dijo Noé el 25 de enero de 2010 , mientras ordenaba , , ,
Bastan cuatro caracteres en un diagnóstico clínico para que nuestro esquema de vida cambie de manera radical: VIH+. O tal vez no tanto. Dependería de la persona. Castigo divino para unos, producto de laboratorio para otros tantos, plaga apocalíptica para los más radicales. Lo cierto es que cada vez más personas se ven afectadas por este mal. Ya sea que lo hayan propiciado o no. Y cada vez menos podemos (y debemos) estar al margen de la situación.

Cierto, sobre el tema se ha hablado N-mil cantidad de veces en otros espacios. Especialistas han dado sus puntos de vista o han publicado recientes descubrimientos sobre el virus y la enfermedad del SIDA ¿Por qué hablar nuevamente de ello? Porque es algo que nunca perderá actualidad. Porque siempre es bueno e interesante saber qué piensa tu vecino, tu familiar, tu mejor amigo, tu pareja, sobre esta problemática. Cómo actúa, cómo se protege, cómo apoya.
¿Es suficiente un Día Mundial contra el VIH-SIDA? ¿Bastan los spots publicitarios sobre la importancia de usar protección en tu actividad sexual? ¿Cuánto más debe esforzarse el sistema educativo y de salud para educar y concientizar a la población sobre el riesgo latente de contraer el virus? ¿Cuánto más necesitamos nosotros para que nos "caiga el 20" y actuemos de forma responsable?

Por otro lado ¿qué si somos diagnosticados con el mal? ¿cómo cambiaría nuestra forma de vivir, de pensar, de ver las cosas, de interactuar con los demás? ¿o seguiría igual? ¿qué opinamos respecto a quienes lo tienen? ¿cómo manifestarles nuestro apoyo? ¿qué tanto los aceptamos? ¿o acaso los segregamos, velada o manifiestamente? ¿y qué de los que, sin deberla ni temerla, también resultan afectados: niños, esposas contagiadas por un esposo infiel, casos similares?¿y si alguno de nosotros lo tiene y no lo sabe? ¿y si alguno de nosotros lo tiene, lo sabe y aun asì sigue adelante con sus proyectos? Muchas preguntas. Y no hay respuestas concretas. Sólo puntos de vista, opiniones, que cada uno de los anfitriones en esta mesa irán exponiendo a lo largo de estas dos semanas. Y que ustedes, estimados lectores, están en plena libertad de confrontar o concordar.
Vivir con, junto a y a pesar del VIH.



13

Alma

Lo dijo Noé el 22 de enero de 2010 , mientras ordenaba , , ,
Un 35 de mayo, en plena estación calurosa, un par de pepenadores del basurero a cielo abierto de Loma de Caballo, en las afueras de Villahermosa, hicieron un descubrimiento macabro. Dentro de una bolsa de plástico negro encontraron un cuerpo. Una mujer de aproximadamente 36 años de edad, morena, de corta estatura, delgada y de largo cabello negro, uñas pintadas de rojo y con el cuerpo cubierto de terribles golpes y otras huellas de tortura. Cuando llegaron los peritos forenses y la policía, se llevaron una sorpresa adicional. ELLA era, en realidad, ÉL. El cuerpo permaneció en el SEMEFO hasta que los familiares lo reclamaron esa misma semana. Al día siguiente del hallazgo, los diarios de nota roja, con sus acostumbrados encabezados faltos de toda sensibilidad y tacto, publicaban en primera plana: JOTICIDIO. No se sabía el móvil del crimen, así como tampoco se contaba con pistas que dieran con la identidad del o de los asesinos. Aunado a no contar con pistas, el MP dio carpetazo al asunto, alegando que se trataba de un crimen pasional. “Pleito de jotos por un pinche macho” fue lo que el comandante a cargo del caso concluyó. Y no se habló más del asunto. El incidente probablemente no habría tenido mayor trascendencia de no haber sido porque la víctima, Juan Felipe Chan (acorde al acta de nacimiento) o “Alma” (de acuerdo a sus convicciones y a todos los que le conocieron) había sido un importante personaje dentro del ámbito popular en la ciudad. Lo mismo se le veía impartiendo clases de cerámica en la casa de la cultura de su natal Tamulté de las Sabanas, que platicando animadamente con las señoras de la pozolería afuera de la catedral del Señor de Tabasco, o bailando hasta el cansancio en las fiestas del carnaval (del cual había sido elegida Reyna Gay por 2 años consecutivos).
Desde niño supo que lo suyo era ir contracorriente. En su comunidad natal alternaba el machete y el azadón con las labores domésticas y las "cosas de viejas", a decir de su papá. Sus propios hermanos se burlaban de él por sus modos poco propios de un "varón", y su padre le dio una soberana golpiza cuando lo encontró una vez jugando con sus primas a ser la ”Flor más bella de Tabasco”. Conforme crecía, las burlas y el rechazo incluso en el seno de su propia familia le orillaron a irse de casa a los 18 años. Se fue a la ciudad. Sin haber terminado la prepa, optó por diferentes recursos para sobrevivir. Desde meserear en los restaurantes del Malecón (de donde lo corrían poco después porque "daba mala imagen") hasta venderse afuera de los hoteles de paso en la calle Constitución o en los tugurios de mala muerte de la colonia Atasta. Fueron, sin duda, años muy difíciles. Enfrentado a la soledad impuesta por la misma sociedad, sólo hallaba algo de protección y aceptación entre sus similares del oficio. Y aun entre ellos eran frecuentes las envidias y las riñas.
Creativo a más no poder. Amaba el arte, la danza, diseñar, crear cosas. De lo que ganaba prostituyéndose en las noches fue haciéndose de materiales y equipo de costura y un torno de alfarero. Clientes no faltaban: camioneros urgidos, soldados en día franco, rancheros, albañiles, taxistas, policías corruptos, obreros, señores “de sociedad”. Despreciaba profundamente a quienes de día le hacían burla, pero de noche buscaban ávidos sus servicios. Por ello decidió ser congruente. Si se sentía mujer, actuaría y se vestiría como tal 24/7. Jamás escondiéndose. Y jamás rechazando al diferente.

Comenzó a tener notoriedad, de hecho no era la primera vez que los diarios publicaban algo suyo, primero porque caía frecuentemente en las razzias de la policía, después porque empezó a presentarse como parte de un show trasvesti que se llamaba “Las nenas con antena”, un espectáculo que, en sus propias palabras, “pasó con más pene que gloria”. Desde que se supo de su talento para el diseño, era frecuente que lo requirieran para la decoración de eventos sociales, para los carros y barcos alegóricos durante la Feria Estatal y para la escenografía de cuanto certamen de belleza local o puesta en escena se realizase.
De naturaleza apacible, sin embargo, era por momentos polémico, especialmente cuando se trataba de manifestar su desacuerdo en algo. Fue bien conocido el incidente en el que le gritó "PENDEJO!!" a Carlos Cuauhtémoc Sánchez durante una sesión de autógrafos que éste dio en el Sanborn´s de Plaza Olmeca. “Lo único que lamento es no haber llevado huevos podridos para lanzarle a ese idiota derechista” era lo que comentaba cada vez que le preguntaban al respecto. O su pleito en el Café de Los Portales con un diputadillo homofóbico quien no cesaba de lanzarle insultos y llamarle “mujerujo”. “Soy más hombre de lo que jamás serás tú, y más mujer de lo que jamás tendrás en tu pìnche vida” fue su respuesta, antes de propinarle tremendo puñetazo en la nariz que lo hizo rodar por el suelo. Detestaba, sin embargo, llegar a esos extremos. Si por algo quería ser recordado, era por su obra, no por esos incidentes.
Así como tuvo amigos, le sobraban personas que mostraban abierta antipatía. Por ello no se investigaron más a fondo las causas de su muerte. Meses después, el asesino se entregaría voluntariamente, jurando y perjurando que el fantasma de Alma llegaba en las noches a jalarle no los pies, sino los huevos. Se trataba de un vecino de la misma cuadra. El tipo confesó con lujo de detalles cómo, en compañía de otros dos cómplices, habían entrado en su casa en la madrugada, amagado a golpes y amordazado para llevarle a un rancho abandonado cerca del basurero, donde le torturaron hasta darle muerte. Al preguntársele la razón del asesinato el tipo afirmó que era para que confesara sus números de cuenta del banco y los sitios donde guardaba su dinero y joyas. Se le cuestionó por qué tanta saña y brutalidad para un simple robo. A lo que respondió: "Porque maricas repulsivos como él se merecen eso y más"......Luego se supo que había actuado en venganza por un desaire amoroso que ésta le había hecho. Fue encarcelado de por vida junto con los cómplices.

Para alguien que amaba la vida fue un final indeseable. ¿Son necesarias más "Almas" para que la sociedad cambie de una vez por todas esa actitud discriminatoria y violenta ante quien es diferente? La respuesta queda en el aire.


6

la fábrica de "hombres", "locas" y "afeminados"

Lo dijo Tadeo Berjon-Geller el 21 de enero de 2010 , mientras ordenaba , ,
Es innegable, cuando se habla de gays, las palabras "loca" y "afeminado" (y otra similares) son usadas en sentido negativo en nuestra cultura, a veces de manera abiertamente insultante, agresiva y despectiva, a veces de manera bromista y veladamente discriminatoria.

Por otro lado, cuando alguien dice que un gay es un "hombre de verdad", o simplemente que "él sí es hombre", o que es "normal" y que "actúa como buga" (es decir, como heterosexual), la mayoría entiende que es un halago, que es algo positivo.

Es tan simple como lo siguiente: en las páginas de internet LGBTQ de contacto gay, existe gente que advierte que no quiere contacto con "locas" o "afeminados", y existe también gente que pide hombres "varoniles", "masculinos", "de verdad"; la situación inversa es prácticamente desconocida. Otro hecho simple: nadie es golpeado, violado o asesinado por parecer muy masculino; sí ha pasado por parecer "afeminado".

¿Por qué ese miedo y rechazo al hombre femenino? ¿Qué es ser un hombre masculino?

El hombre artificial...

Es tan obvio que se nos olvida fácilmente. La ropa que consideramos permisible, lo que consideramos comestible, es cultural, es artificial. Qué es ser hombre, qué es ser mujer, qué define un sexo y un género, es subjetivo y cultural. Todas las culturas y momentos difieren en los detalles en que definen los géneros y los sexos. En una cultura asiática específica es preferible que los hombres homosexuales adopten todas las costumbres y maneras del rol femenino, y los homosexuales masculinos causan gran consternación. En una cultura árabe un hombre que tiene sexo con hombres mientras se casa es masculino y heterosexual mientras no tome un rol pasivo. En una cultura occidental, el pelo largo y decolorado y las faldas son características de cualquier hombre ordinario. No importa que, por haber aprendido nuestras reglas culturales desde pequeños, las sintamos como naturales. Al final, son eso, reglas aprendidas, reglas subjetivas, y lo masculino y lo femenino existe en un nivel tan básico que, bajo nuestra carga cultural, carecen de todo significado.

El miedo a perder el poder... 

Históricamente, las mujeres se han visto relegadas a una situación inferior a los hombres en muchas áreas. Para un hombre, el permitirse actitudes femeninas (de acuerdo a su geografía, cultura y época) podía llevarlo a perder poder y estatus. El temor a parecer femenino es la otra cara de la moneda del desprecio a lo femenino, de la valoración inferior de la mujer y de los roles femeninos. El tabú contra la adopción de roles femeninos es el tabú contra el rebajar el estatus de uno, el tabú contra la autohumillación.

Vivimos tan inmersos en nuestra propia cultura que no nos percatamos ni de lo artificial de nuestras definiciones de lo masculino y lo femenino ni nos percatamos del desprecio a lo femenino en sí implícito en el rechazo a las actitudes femeninas. No existen los hombres de verdad, ni los hombres masculinos (ni las mujeres de verdad, ni las mujeres femeninas, llevando a la conclusión lógica estos argumentos). Existen personas que internalizan las "instrucciones para actuar el rol de hombre" que su cultura del momento les da y las actúan (o rechazan) en distintos grados. Y la violencia (y la exclusión pública, a ultranza y a priori es una forma de violencia) contra los hombres y mujeres, de cualquier orientación sexual, que no sigan el guión cultural y subjetivamente prescrito para su sexo, es tan grave y peligroso como la discrimación pública, a priori y a ultranza de grupos relugiosos, étnicos y sociales, y necesita ser vigilada con el mismo celo.











Nota:   Esta entrada y todo su contenido, incluyendo fotos y video, son propiedad y creación de su autor  y puede ser copiada, distribuida y comunicada públicamente siempre y cuando se reconozca la autoría del contenido, no se utilice para fines comerciales, y no se transforme, altere o genere otra obra a partir de esta entrada. 
Las opiniones expresadas en esta entrada pertenecen a su autor y no necesariamente representan las opiniones de Mesa para 9 ni de los demás autores.  El autor no necesariamente comparte las opiniones de los demás autores de "Mesa para 9",  no tiene injerencia o autoridad alguna sobre lo que éstos publiquen, ni condona la violación a  derechos de autor o la omisión en atribución de autoría que pudieran tener lugar en entradas de los demás autores de este blog, por lo que dichas violaciones y omisiones son responsabilidad única del autor en falta. 

26

Muchas letras

Lo dijo Jaime Rivera el 20 de enero de 2010 , mientras ordenaba , ,
Qué sencillo era antes referirse a la comunidad gay así, como comunidad gay. Una palabra, que en inglés originalmente significaba ¨feliz¨ englobaba también a todas las personas con una orientación sexual diferente a la norma.

Poco a poco la terminología se comenzó a diferenciar al hablar del colectivo. La palabra gay comenzó a sonar incómoda. Las mujeres pidieron que se refiriera a ellas también específicamente y entonces era comunidad de gays y lesbianas. Y no es que no existiera la palabra lesbiana antes. Claro que existía. Era sólo que ellas no se sentían incluidas en el término gay. Había que hacer la mención expresa. Algo así como cuando Vicente Fox empezó a hablar de hombres y mujeres, chiquillos y chiquillas.

Pero los bisexuales respingaron y dijeron que si a las lesbianas se les iba a incluir por nombre, ellos también tenían que ser nombrados específicamente. Era entonces una comunidad de gays, lesbianas y bisexuales.

Y hubo entonces quienes dijeron que ellos no eran ni gays, ni lesbianas ni bisexuales. Ellos habían cambiado de sexo. Se habían operado porque se sentían atrapados en el cuerpo correcto. Eran transexuales. Y la comunidad comenzó a llamarse comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

Otros entonces dijeron que ellos disfrutaban comportarse como personas del sexo opuesto (vestirse como tales), pero no necesariamente querían operarse. Ellos eran transgénero. Entonces la comunidad era de gays, lesbianas, bisexuales, transexuales y transgénero.

Pero en inglés se les ocurrió agrupar a todos con la palabra ¨queer¨ (algo así como ¨raro¨), para facilitar las cosas y porque en la academia, los estudiosos de teorías sociales pensaron que era un término que podía englobar a todos los que se apartaban de la norma heterosexual. Entonces se abreviaba en inglés la comunidad LGBTQ (Lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgénero y queer). Una T se podía eliminar puesto que se entendía que incluía a ambos (transexuales y transgénero).

Y salieron otros a decir que ellos sabían que eran ¨diferentes¨ pero ninguna de las etiquetas que había disponibles les quedaba e incluso, estaban todavía preguntándose lo que eran. Ellos se identificaron como ¨questioning¨ (literalmente: preguntándose). Con ello, la comunidad se siguió abreviando como LGBTQ aunque la Q ya significaba dos cosas (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgénero, queer and questioning).

Hubo entonces otros que se identificaron como ¨intersex¨ y quisieron que se abreviara como LGBTQI. Y también otros que aún siendo heterosexuales, apoyaban a todos los que no lo eran y los grupos los incluyeron como ¨aliados¨. Y se abrevió LGBTQIA.

Todo esto nos indica que la sexualidad de los seres humanos es mucho más compleja de lo que inicialmente uno puede pensar. Porque incluso, dentro de cada letra, hay variedades. Las lesbianas pueden ser femeninas o muy masculinas, tan sólo por mencionar dos variantes, los gays pueden ser femeninos y masculinos, también sólo por hacer una breve distinción, los bisexuales pueden ser hombres o mujeres y con conductas completamente diversas, y así con cada letra. Algunas lesbianas odian a los gays y viceversa. Conozco hombres gay que les tienen miedo a las lesbianas masculinas.

¿Se ha logrado algo al identificar a la comunidad de esta manera? Creo que lo que se ha logrado es descubrir la diversidad del grupo. ¿Sería más fácil usar un término como ¨queer¨ para todos? Quizás sería más fácil, pero lo difícil sería que todos los miembros del grupo se sintieran identificados con él.

El grupo, de hecho, no necesariamente es ¨no heterosexual¨ pues puede haber personas transgénero que teniendo genitales masculinos tienen sexo con mujeres, pero viven su vida como mujeres también. No son lesbianas. No son gays. No son bisexuales. Y aunque tienen conducta heterosexual, no son los heterosexuales típicos. Es decir, las barreras de lo imposible están completamente rotas. Todas las variaciones son posibles. Inclusive una persona puede pensar durante algún tiempo de su vida que es estrictamente gay y después darse cuenta de que es bisexual, o al revés. Los cambios de heterosexual a gay o al revés son menos creíbles, pero hay casos. Especialmente me cuesta trabajo creer que una persona que se identifica como gay, de pronto en su vida descubra que en realidad es heterosexual, pero sucede, y no soy quién para cuestionarlo.

Y es que la preferencia sexual no tiene nada que ver con el género sexual o el rol que uno interpreta. Uno puede preferir tener sexo con hombres o mujeres, o con ambos. Ésa es nuestra preferencia. Nuestro rol es algo diferente. Nuestro rol de género es lo que nos hace vestirnos con pantalones o faldas; con camisas o blusas; con pelo largo o corto; con vestidos o trajes. El rol es el que nos lleva a comportarnos con movimientos suaves y delicados o bruscos y firmes; a preferir hablar con una voz con timbre alto o gruesa; a maquillarnos la cara o sólo lavárnosla con jabón; a usar aretes y otros accesorios en el cuello o brazos, o a decidir no hacerlo. Si a estas dos variables las combinamos con el aspecto físico, es decir, con los genitales que nos tocaron biológicamente; pene, vagina, o ambos (hermafroditismo), obtenemos una serie de combinaciones de aspecto físico, preferencia en la cama, y conducta de género que nos hacen diferentes en cientos de maneras.

La solución quizás no sea inventar un término para cada variación, aunque claramente ayuda a que cada uno se sienta parte de un grupo, por más pequeño que sea. Yo quiero pensar que la solución radica en sabernos diferentes todos, incluyendo a las personas que la sociedad aglutina como heterosexuales comunes y corrientes, puesto que ellos mismos también tienen sus diferencias que quizás no han sido tan exploradas. Basta con mencionar a los recientemente descubiertos ¨metrosexuales¨.

Desde mi punto de vista, en el momento en el que se comience a dar a todos los seres humanos la oportunidad de expresar su sexualidad sin necesidad de conformar con una etiqueta o un rol social definido como ¨mujer heterosexual¨ u ¨hombre heterosexual¨, y sin discriminar a quienes no entren dentro de esas clasificaciones rígidas, daremos finalmente un paso hacia la aceptación de todos. Si el vocabulario acompaña esa libertad, bienvenido sea. Sólo espero que la lista no se haga mucho más larga, porque LGBTQIA ya me parece una exageración.

7

Atletíco34

Lo dijo Life in Paradise el 19 de enero de 2010 , mientras ordenaba
Atlético34.

Yo alto, buen cuerpo de gym, 1.78 m y 78 kg, atractivo, varonil, activo y con 19 cms que te harán sentir como entras en éxtrasis cuando te toco, trabajador, responsable y eso si lo repito muy varonil, busco encuentro con similar, de buen cuerpo de preferencia que se vea de GYM y no feo, me gustan lampiños y que seas lo repito muy varoniles, paso del sexo express ya que busco una relación estable, si no cumples con estas característica ni lo intentes, no me interesan, LOCAS, OBVIAS, NIÑAS BIEN, MUJERTZ, ni nada por el estilo, con foto real ya que las mías lo son (claro de hace varios años atrás).

Ayer mientras visitaba mi perfil en cierta página de internet leí un perfil así. Enseguida vino a la cabeza abrirlo y como tengo perfil all inclusive, pues enseguida y por arte de magia pude ver las fotografías de tan distinguido caballero.

¿Obvio? ¿qué es ser obvio? Es fácil, es el que se la pasa en el antro bailando y pidiendo medias de seda para beber, que lleva su pantalón ajustado con una playerita de "Hola Gata", si esa caricatura japonesa que tanto les gusta a las niñas, aquella a la que no le importa nada, busca a escondidas como ponerse el rimel de la mamá sin que esta se de cuenta, pero al final del día se transforma de aquel al que no le importa nada, que esta en el antro sin buscar nada y al cabo, si un tipo de cuerpo atletíco no lo voltea a ver, será algo que no le quitará el sueño, como les suele pasar a muchos. Sin embargo es el atacado, al que insultas y del cual nos burlamos, es el que nos invita a bailar y en su cara le hacemos una grosería, sin saber que estamos lastimando a una persona, cuando podemos ser corteses y decir "No, gracias", dar una sonrisa de cortesía y ver que al fin y al cabo no lastimamos a nadie.

Me dirigí a mandarle un mensaje a "atletíco34", le pregunte que como estaba, sin que él supiera que yo sabia que el mismo wey que corre junto a mi todas las tardes en el GYM y ese wey que se las da de todas y al final no le importa a nadie, su mensaje de respuesta fue... "Hola, eres el del GYM, el que correo 4 km para calentar, ¿verdad?, respondí el mensaje y le dije que si, me insinúo acerca de su correo electrónico para que lo pudiera agregar al mío. Se lo dí y empezamos a conversar.

Al darlo de alta, le comenté que hacia un trabajo de investigación para cierto blog en el que tengo el mayor de los gustos en escribir y compartir lo que vivo con las demás personas. Le informé que eran varias preguntas y que la opinión de alguien como él que "NO ES OVBIO" era importante, me dijo que si y he aquí lo que le pregunté.

¿Qué es obvio para ti?.

Aquel maricón que se mueve y baila como vieja, camina como vieja y se viste como vieja, osea un puto que no sabe ser machín, que no sabe disimular que le gustan los hombres y que no hace nada más que decir y usar palabras como mana, loca horrortz...

... ósea, es alguien que pretende ser una mujer en toda la extención de la palabra, conclusión que llego a mi cabeza enseguida.

¿Cuáles son los parámetros tuyos para decidir que es obviedad?


  • Es fácil wey, si no es machín, nada más no me gusta.

Le dije que si no le importaba que esto implicara que la persona fuera inteligente, educada, trabajadora y de buena posición, entonces respondio.



  • Pues si va a pagar los tacos, después de que se la meta, pues va... ¿Me invitas a cenar?, Pensé inmediatamente, este wey es chichifo. Me dijo que me habia visto correr y que no me veía maricón ni nada por el estilo, que sólo mis amigos, uno de ellos en particular, se le hacia bien puto, pero que no habia pedo que si lo saludaba en el GYM y estaba con él, no respondería el saludo ya que le incomoda.
Le dije que no, que no me interesaba en lo absoluto invitarlo a cenar. ni tener sexo con él, ni nada por el estilo, me dijo que entonces le estaba haciendo perder su tiempo, ya que el queria sexo puerco con un machín y que lo invitaran a cenar.



Se disculpó y se fue.

En mi cabeza enseguida se planteó el hecho de que juzgamos porque siemplemente vemos lo que hay por fuera, a mí eso no me interesa, sea lo que sea, mis amigos sean obvios o mariposas, o como les quieran llamar, son mis amigos. ¿Seroa suficiente, que por el solo hecho de que se le note a mi amigo "XXXXX", que es gay debería yo dejarle de hablar como "Atletíco34" lo planteó?, Mi respuesta es muy sencilla: NO, ¿por qué? porque él es una persona que me ha apoyado mucho, que me hace reír y que es muy chistoso, además de agradable, que tiene problemas y que no le importa en lo absoluto que lo juzguen, entonces ¿por qué abría yo de juzgarlo?.

Desafortunadamadremente mientras no nos quitemos de la cabeza la telaraña de la posición, la condición y todos esos tabúes pues no podremos avanzar ni como sociedad ni como nada por el estilo.
dejemos ser a la gente ser como es.

Así pienso.


Gus y Toño... Gracias

13

No Somos Machos...

Lo dijo Carlos el 18 de enero de 2010 , mientras ordenaba , ,
"Quiero ser una chica como tú, la forma como mueves la cadera en esos jeans. Quiero arreglar mi cara como la tuya, Shiseido, Mac y Maybelline"
I Do - Placebo


No sé ustedes, pero a mi en un principio me enseñaron que los "jotitos" eran esos niños amanerados, de voz muy aguda que se juntaban en la escuela con puras niñas. Usualmente eran blanco de la mayoría de las burlas de los compañeros del salón, especialmente de los hombres. Supuestamente estos niños jugaban con muñecas, usaban la ropa de su madre, hermana, prima,etc, y sí, serían niños sin muchos amigos. "Joto", y sus diversas variantesy homónimos, serían el insulto preferido para denotar inferioridad entre los niños. El tiempo pasa, y la palabra adquiriría otro significado, o mas bien añadiría condiciones a su aplicación. A mediados de la secundaria, inicios de la adolescencia, la palabra se emplearía ahora en aquellos niños con gusto por el baile, la pintura, aquellos chicos que prefirieran realizar una de estas actividades antes de jugar futbol o algún otro deporte. Estas dos menciones de la palabra contienen el mismo significado, la misma intención. Pero, a mi parecer, cambia totalmente el sentido cuando es de plena consciencia al emisor que "joto", aunque ya de cierta forma implícito en su anterior uso, menciona a un hombre que tiene relación con otro hombre, sea esta sexual o afectiva...

Blah, blah, blah... no soy bueno poniendo seriedad en estas cosas... Ya dije que "joto" siempre fué una burla para cualquier chico afeminado, y así lo veía, o lo vimos la mayoría, como todo mundo traía de bajada a estos chicos. El caso es que esto se refería siempre, siempre, siempre, ya sea a chicos con actitudes que "socialmente" fueran típicas de las niñas, o al chico que no jugaba deportes, o el que no tenía novía, etc, etc. Después ya pasando el tiempo, noté que no solo se usaba para agredir a estos chicos, sino a los hombres que gustaran de los hombres en general. Esto ya fué un poco mas cuestionante, saber que siempre por andar agarrado de la mano con un chavo , o por un abrazo o un beso, tengas que pasar por alguna molestia es algo desesperante. Claro era algo que yo tendría que vivir, tendría que pasar por eso algún día seguramente. ¿Y estaba dispuesto a que algún momento fuera interrumpido solo porque a alguien se le da la gana de molestar? Decidí que no importaba, que lo afrontaría, ignoraría o vería de que forma resolverlo. Y si se ponían tensas las cosas, pues bien, después de todo me gustaban los madrazos.

Pero la verdadera sorpresa llegaría, cuando un día, un "joto" me dijera a mi esa palabra que tanto odiaba "joto", y esta quizas ya no vista como un insulto, sino como una palabra mas, una expresión ya normal para cualquiera, una palabra que ni se teme ni se alaba... solo una palabra mas. ¿Qué a él no le causaba conflicto el hecho de que seguramente alguna vez se lo dijeran para molestar, solo por el simple arte de chingar por chingar. Me sentí algo decepcionado, al saber que se empleara de una forma tan descuidada el termino, como si no importara. Aunque quiza no era necesario sentir esa molestia, después de todo era solo una palabra y aquí y en China cada quién le dá un distinto a las expresiones, porque a fin de cuentas cada quien ha tenido una experiencia, una vida y la forma en que dirige las palabras está directamente ligada esta. No tengo la menor idea de como lo vea cada quien, pero para mi fué algo extraño. Si de por sí, uno tiene problemas con la lengua y la expresión oral, y que luego entraran este tipos de contradicciones. Oigame noigame... diría el personaje de Eugenio Derbéz. Y ya en ánimos de chistes, robados pero chistes al fin y al cabo...¿Es que era malo tomar las cosas con humor? ¿Reirse y burlarse un poco ? No lo sabía muy bien. Pero me enseñarían a tomar las cosas de este modo, sin caer en el terrible ácido sarcasmo pero probablemente con exceso de bobería, aunque evadiendo por mucho la parodia. Para bien o para mal opté por el lado chusco y jocoso, y mas que molestar, mejor reir. Y es que ya en esto del reir uno está menos solo.

Y de ahí el título de la entrada... No somos machos, pero somos much@s, y no solo much@s jotos, putos, maricas, gays, locas, tortillas, lesbianas, bicicletos, y demás adjetivo que ustedes gusten y manden; creo que somos mucho los que creemos que una palabra no abarca, no señala, no distingue, y en cambio se le puede sacar el mejor lado, y hasta reirse depués de ella. Total, dicen que soy una jotita atípica... pero jotita a fin de cuentas.



7

Bonus post: ayuda para Haití

Lo dijo Gus el 16 de enero de 2010 , mientras ordenaba ,
Lo ocurrido a este país es terrible. Van a necesitar de todo el apoyo posible. Ayuda.

Es importante NO llevar ropa y cobertores, no son necesarios en estos momentos.


++++Embajada de Haití en México++++: 24 Hrs
Presa Don Martín número 53, colonia Irrigación, Miguel Hidalgo Teléfonos:55802487 y 55572065
Cuenta HSBC 4042482604 a nombre de PROTECCIÓN CIVIL DE HAITÍ.
Correo electrónico: embajadadehaiti@gmail.com

++++ CDHDF++++: 24 Hrs
Av. Universidad 1449, Pueblo de Axotla, a un costado de la estación del Metro Viveros, Línea 3.

++++ GDF++++: 9 a 18 Hrs
Zócalo capitalino, a un costado de la Catedral

++++ Cruz Roja++++: 24 Hrs
Juan Luis Vives 200, esquina con Homero, colonia Los Morales Polanco
Cuenta BBVA Bancomer 0404040406 sucursal 686
CLABE interbancaria 012180004040404062

++++Médicos sin fronteras++++
http://www.medicossinfronteras.org.mx/web/index.php?id_pag=104

24

YO DIGO......

Lo dijo Antonio Fidalgo el 15 de enero de 2010 , mientras ordenaba , ,
Me explico?

21

Amaranta

Lo dijo Champy el 13 de enero de 2010 , mientras ordenaba ,
Tenemos en Juchitán, una personalidad más regia que todos los habitantes de regiolandia juntos, y yo me enorgullesco en presentarselos en un texto de Antonio Medina que tituló:

La nueva visibilidad lésbico-gay
Ser muxe, transexual o gay --como la han etiquetado indistintamente-- no significa que Amaranta Gómez Regalado limite su actividad a temas referentes a la diversidad sexual, pues el trabajo que ha desarrollado como activista desde los 15 años de edad en Juchitán, Oaxaca, su pueblo natal, va de la equidad de género, el desarrollo sustentable, la ecología y el VIH/sida, a la búsqueda de soluciones a los problemas que enfrentan las personas o sectores que han sido vulnerabilizados por el Estado y por la cultura machista y excluyente que impera, no solamente en su estado, sino en todo México.
Postulada por México Posible para ocupar un curul en la Cámara de Diputados, Amaranta comentó que de lograr esta posición impulsará la elaboración de un marco jurídico federal que permita generar una ley nacional contra la discriminación en el que se mencione a los sectores excluidos del país. Proveniente "orgullosamente" de las filas de la sociedad civil organizada, afirmó que "las ONG hemos hecho un verdadero trabajo en la construcción de nuestro país en las últimas décadas, con los mínimos recursos y siempre bajo sospecha del Estado. En 20 años de epidemia de VIH, por ejemplo, las ONG han alcanzado un nivel de profesionalización que rebasa en mucho al gobierno y han generado estrategias que sí han tenido un verdadero impacto."
Amaranta, de 25 años y con una larga trayectoria en la lucha por la reivindicación de los derechos de las personas que viven con VIH/sida y del sector lésbico, gay, bisexual y transgénero, comentó que México Posible quiere llevar a los espacios de decisión las agendas de las organizaciones civiles a través de su candidatura, para hacerlas partícipes y constructoras de leyes que respondan a sus necesidades, "porque la gente que está en las ONG verdaderamente sabe cuáles son sus necesidades, pues son las que ven la realidad tal cual".
Candidata plurinominal por el distrito 7 de Juchitán, Oaxaca, Amaranta ha sido uno de los personajes más atacados en esta contienda electoral por el clero católico y sectores de la extrema derecha por su condición de transgénero --libremente asumida. Su nombre de pila es Jorge, pero nadie la conoce como tal. Por ello, celebra que el IFE haya demostrado sensibilidad política al aceptar que en las boletas electorales aparezca con el nombre de Amaranta y con no el de Jorge. "Es un parteaguas en México y Latinoamérica que una persona transgénero esté en el escenario político señalando temas que parecía que no existían por el hecho de no ser mencionados, pero que sí estaban latentes lastimando e hiriendo a amplios sectores de nuestra sociedad que no han sido tomados en cuenta", dijo.

Aquí transcribo una entrevista que la misma ofreció a Soledad Vallejos.

Muxhe: una nueva identidad sexual
Candidato político, activista político de la salud de su comunidad, investigador social, Amaranta Gómez Regalado es un muxhe, una identidad de género de origen zapoteca que resulta ser uno de los pilares de la comunidad de Jochitán, una ciudad del sur mexicano.
¿Una definición de qué es ser muxhe, o quién es un muxhe?

–Una definición muy elaborada sería: algo similar al transgénero pero con características sui géneris, donde las características sui géneris tienen que ver con su entorno sociocultural.

¿Y una no elaborada?

–Una no elaborada sería: es una tercera identidad (hombre, mujer, muxhe), que se construye con base en la identidad femenina. Eso es lo que yo por lo menos me siento, pues. Y que, por supuesto, queda todavía la discusión de si nace o se hace. Creo que el entorno sociocultural rebasa eso, y también creo que en realidad eso es lo que importa, porque a partir de lo sociocultural se construyen valores, se construye esta permisividad y esta expresión que puede haber, que hay.

Habla de sí y de sus pares en masculino, entonces lo que sigue es pertinente en género y forma. Amaranta Gómez Regalado es mexicano, viene de Juchitán, una ciudad del sur, del Istmo de Tehuantepec, cuyo traducción (la palabra es de la lengua zapoteca) en español sería “ciudad de las flores” y de la que se puede decir, por ejemplo, que fue la primera de México en tener un gobierno indigenista y campesino (en 1981, cuando la Coalición Obrero Campesino Estudiantil del Istmo ganó las elecciones municipales), y que es la misma en la que, al día de hoy, el 80% de la población habla zapoteca. Amaranta está terminando la Licenciatura en Investigación Social, forma parte de un comité internacional de pueblos indígenas y vih, trabaja para la Fundación Mexicana para la Planificación Familiar (“mi trabajo de base, donde tengo un salario quincenal, de eso vivo”), escribe una columna política en un periódico y está por cumplir 30 años. “Diría una amiga: ‘no son los años lo que importa, es el kilometraje recorrido’”. En 2003 fue candidata a diputada federal (era la segunda en la lista) por México Posible, un partido en el que confluyeron grupos feministas, ecologistas, indigenistas y de derechos humanos. No ganó el cargo, pero sí obtuvo los votos de 244 mil mexicanas y mexicanos de todo el país. Amaranta, además, es activista de la comunidad muxhe, esa tercera identidad que forma parte de las tradiciones zapotecas y que, de los ‘80 a esta parte, viene siendo parte de investigaciones sociales y estudios de género interesados en Juchitán. Se han dicho y escrito muchas cosas: que en la ciudad reina un matriarcado, por ejemplo, porque es en las mujeres que reside la responsabilidad de transmitir lengua y costumbres, la actividad comercial y el gobierno del hogar. En esas investigaciones no se ha dicho, en cambio, que los varones cumplen puntualmente con el rol del proveedor (ellos pescan, ellos producen, ellos van a las cantinas) y que la virginidad de las mujeres es un valor tenido en alta estima. Todas estas, por lo pronto, son cosas que sí dice Amaranta, cansado como está de que otras y otros hablen sobre los muxhes, en lugar de alentar que los propios muxhes hablen de sí mismos, por sí mismos, desde sus propias experiencias. De hecho, para eso voló hasta Buenos Aires: en esta semana, participó del Encuentro de activistas muxhe y travestis de América Latina que organizó el área de Tecnologías del Género, del C.C. Ricardo Rojas .

–El modelo occidental gay no se aplica en identidades como la muxhe: la diferencia es que los muxhes están, estamos, insertos en una cultura propia, y que eso permite construir una identidad diferente. En Juchitán hay elementos socioculturales locales que permiten una construcción mucho más solidaria en el tema de las relaciones de pareja, por ejemplo. Hay una red entre mujeres, hombres y muxhes, que permite otra cotidianidad: hay relaciones, se sabe aunque no se asuma como tal, y eso armoniza un poco las relaciones comunitarias.

Hay más precisiones en “Trascendiendo”, un artículo que hace un tiempo escribió para una revista académica (Desacatos) y en el que, dice ahora, no pretende arrogarse la voz de la comunidad muxhe, sino la suya.

“Este –insiste– es mi punto de vista, lo cual no necesariamente refleja lospuntos de vista de todos los muxhes del Istmo y de Juchitán”.

Hace un tiempo, entonces, Amaranta escribió:

“Un muxhe, cuando se da cuenta que lo es, inmediatamente busca establecer redes de apoyo familiar y vecinal, busca un espacio para poder contribuir tempranamente a la economía familiar poniendo algún puesto para la venta de fritura, ayudar a vender la tortilla o el pescado a su mamá y/o a algún fliar cercano; por otro lado, un muxhe busca acercarse a otros muxhes mayores para ir conociendo sus terrenos y formas de actuar, un muxhe también busca establecer estrategias de vinculación erótico-afectivas de manera ‘inocente’ con otros niños”. En esos terrenos paralelos, en esas negociaciones para incorporarse a una sociedad que los contempla como identidades posibles y para las cuales reserva lugares estratégicos (asociados a lo femenino) y en ese camino pedagógico en que lo guiará un mayor, un muxhe empieza a navegar desde pequeño. Se espera, de él, que sea exitoso y lo demuestre vistiendo ropas tradicionales y oros en las fiestas comunitarias (las “velas”, jornadas que reúnen a todo el pueblo con el espíritu carnavalesco medieval), que cuide a su madre en la vejez cuando sus hermanas y hermanos se han casado y formado familias, que trabaje como bordador, arreglista tradicional, pescador, vendedor de mercado, espiritista. Se esperan muchas cosas, la tradición prescribe unas cuantas.

–Yo respeto absolutamente la labor de los muxhes en términos tradicionales, en términos de hacer el adorno para las fiestas, hacer el carro alegórico, los pasteles, la costura, todo eso que está muy vinculado a la parte femenina. Pero desde que tenía 7, 8 años, yo razonaba que eso no era lo mío. Aparte, yo vengo de una familia bastante visible en términos políticos: mi papá era político, trabajaba para la universidad; mi mamá, muy participativa, indígena, movilizadora de gente. Alrededor mío siempre ha habido mucha gente. Si había reuniones familiares, oía de política. No sé si era el contexto mismo que me lleva a plantearme que eso era lo que quería.

El caso es que hace años, después de un paso más o menos fugaz por los escenarios con New LEs Femmes (un grupo que formó con otros tres muxhes y que daba shows transformistas por distintos estados del país), Amaranta empezó a descubrir las consecuencias del vih en su comunidad.

-No como un problema externo, sino como uno global que afecta y rompe un poco esta dinámica sociocultural y de permisividad, porque entonces empieza a darse el mismo esquema de discriminación y estigma que en otros lados se aplicaba a los homosexuales, pero con los muxhes. Se crean mitos, el estigma de la discriminación, empiezan a aparecer ciertas prohibiciones de participar de algunas tradiciones sociales y empieza una lucha.

Su lucha fue personal y también colectiva: él y un grupo de muxhes se organizaron, comenzaron a trabajar en prevención cantina por cantina (donde todavía hoy una ONG que él preside y una trabajadora sexual dirige –porque el tiempo no es tan flexible cuando se tienen tantas actividades como Amaranta– reparte preservativos y explica su uso), y dando talleres “a 10 gentes, 20 gentes, 30 gentes, los que hubiera” en iglesias.

Amaranta era chico entonces, su memoria son memorias transitadas por muxhes mayores que alguna vez le contaron los inicios de la Vela de las Intrépidas, esa fiesta organizada por muxhes para que participe todo el pueblo y que cada noviembre (“la fecha tiene que ver con la Revolución Mexicana”) renueva la tradición iniciada hace 25 años. Sus memorias personales de esta vela se remontan a unos diez años atrás, más o menos el mismo tiempo que lleva de existencia la vela de la Santa Cruz del Cielo, o “Baila conmigo”.

–Da mucha oportunidad de convivencia, no solamente entre muxhes, sino también con gays que vienen de afuera, a conocer, a conversar, a ver cómo es el asunto. Pero permite que el muxhe también vuelva a jugar un papel de co-responsabilidad social. Cuando alguien, por ejemplo, la comadre, hace una fiesta particular, cumpleaños, boda, ta, ta, ta, el muxhe va y da su cooperación. Tenemos como una especie de red festiva: ella hace, yo llevo un cartón de cerveza, le doy 50 pesos de cooperación, limosna le llamamos, pero ella sabe exactamente que cuando a mí, como muxhe, me toque hacer una fiesta, eso que yo le di es lo que se regresa. Porque de alguna manera entre todos estamos sosteniendo la festividad. La tradición indica que lo que tú recibiste es lo que tienes que dar, eso te asegura que tendrás para ofrecerle cosas a tus invitados. Y en el espacio de la vela de los muxhes se sigue sosteniendo este lazo de cooperación y de solidaridad con el resto de la comunidad.

Era el 31 de octubre de 2002. Amaranta sufrió un accidente de auto en la ruta en resultas de lo cual terminó perdiendo el brazo izquierdo. Poco después, Patricia Mercado, presidenta de México Posible, le ofreció la candidatura. Al principio dudó. Pronto descubrió que no se deprimía, no quería visitas de lástima; y entonces “dices: ‘bueno, hay cosas para hacer’”; pensó “bueno, a ver, Amaranta no es un brazo, Amaranta es otra cosa”.

–Decía yo necesito salir, tenía la negación a ser tratada como una pobrecita. Un día dije tengo un dinerito ahí, me voy a comprar un traje regional nuevo, un lazo nuevo, y había una fiesta. Voy a la fiesta. Había alrededor de dos mil gentes. Claro que hago mi aparición, entonces a todo el mundo los conozco allí. Claro que ha sido una noche espectacular, porque ha sido entre baile y apapacho, y otras diciendo ‘la muñeca rota’.Y Amaranta se reconstruyó. Ahora, tal vez, vuelva a alguna candidatura. Entre tanto, lleva su activismo a todos los terrenos posibles.

PS.
Estuve tentado a salirme del guión debido a los acontecimeintos en Haití, por respeto a los compañeros me contuve, pero el horno no está pa'bollos. Amaranta no desentona del tema de la quincena.

10

La responsabilidad de educar

Lo dijo Gus el 12 de enero de 2010 , mientras ordenaba , , , , , ,
Esta es una entrada vital, actual, brutal, autoreferencial, basada en casos de la vida real y presentada por Silvia Pinal.


Esta entrada originalmente habría sido uno de los primeros artículos que publicara en un proyecto de revista electrónica que no fructificó. También habría sido una de las primeras entradas de Las vírgenes. De hecho, fue la primera entrada que consideré para publicar en gaycolectivo cuando el buen gezeta tuvo el gran detalle de invitarme. Pero no, ahora entiendo que esta entrada tenía que ser publicada en esta mesa. Gracias Tadeo por proponer este tema. Ponte cómodo, querido lector, que esto va para largo.

Gay, joto, puto, maricón, rarito, lencha, loca, choto, lilo, machorra, mampo, geisha, hueco, soplanucas, jota, mayate, cachagranizo, tortillera, bicicleto, muerdealmohadas, vestida, tortilla, del otro bando y todos los que olvidé o que puedas agregar. A mi me encantan y me divierten todas esas palabras, pero en la mayoría de los casos, son usadas de manera despectiva. También en la mayoría de los casos, se refieren sólo a un pequeño porcentaje de la población no heterosexual. Porque son los más notorios: travestis, chicos muy amanerados, mujeres muy toscas. Pero ocurre así con todas las minorías (porque todos somos minoría, no?): lo más notorio se toma para definir al grupo, aunque se trate de una minoría dentro de la minoría. Habría que explicarles a los de afuera, en palabras nuestras, que hay chacales, jotitas, trans, musculocas, mamados, osos, leathers, parejas abiertas, cerradas y entreabiertas, chacalocas y más. Habría también que explicarles que su vecino puede pertenecer a este selecto grupo sin que ellos nunca lo hayan notado. Habría que indicarles que decimos eso porque las estadísticas más conservadoras indican que alrededor del 7% de la población mundial pertenece al grupo de los raritos. Habría que educar.

Mamá Lore, quien fue mi primera suegra y también mi segunda madre, nos preguntó una vez a mi pareja de aquél entonces y a mí "Y quién es la mujer?". Le explicamos que no había tal cosa como un rol y que se trataba de una relación de dos hombres, así que no había una mujer. Pareció quedar satisfecha con la respuesta, pero meses después hizo nuevamente la misma pregunta. Cuando repitió la pregunta por tercera vez, me senté con ella en la mesa de su cocina y comencé una larga plática, en la que explicaba que las relaciones de pareja entre personas del mismo sexo no siguen la misma dinámica que las relaciones entre heterosexuales, los pros y los contras, las similitudes y las diferencias. Mamá Lore no era una persona muy instruída, pero sí era una persona muy sabia y al terminar la plática me dijo "No me importa como sean, yo los quiero de la misma manera". Nunca volvió a preguntar quien era el hombre y quien la mujer.

Mi papá hace unas semanas me comentó "Me parece que los temas que tratan en su blog colectivo tienden mucho al lado gay". Jajaja. "Será porque todos los que escribimos somos no-heterosexuales?" me dije para mis adentros. Aún así me sorprendió que mi padre, la persona de mente cuadrada más abierta que conozco, siguiera percibiendo las cosas de ese modo. De hecho, a mí me parece que su vida tiende mucho al lado heterosexual.

Un chico con el que tuve una relación muy corta, pero una de las más intensas de mi vida, decía en alguna ocasión en una reunión de amigos que para él, ser gay era un don. Porque podía experimentar cosas que la mayoría de los seres humanos no experimentaría nunca, porque tenía que enfrentarse a la vida de manera más creativa. Y en efecto experimentaba haciendo cosas de manera creativa, porque me dejó por comenzar a andar con uno de mis amigos, que a su vez era novio de otro de mis amigos y también lo dejó.

Experimentar, crear, adaptarse, tener un don. Es aquí cuando aparece la imagen de Spiderman diciendo "Todo gran poder conlleva una gran responsabilidad". Y es cierto. Cuando te asumes diferente, cuando aceptas tu don, cuando estás consciente de que no eres como la mayoría, adquieres un enorme poder y una enorme responsabilidad: la responsabilidad de educar.

Hace algunos años platicaba con José Rivera sobre la ligereza con la que los chicos gay de hoy den día toman su libertad. Pepe me platicaba de lo que había significado para él salir del clóset y lo difícil que era asumirlo. Me platicó también de sus participaciones en las primeras Marchas del Orgullo en la Ciudad de México y de como comenzaron haciéndolo menos de cien personas sobre Reforma, cuándo él era un niño y lo acompañaban en la marcha, entre otros, Tito Vasconcelos. Una cosa lleva a la otra y a los pocos meses platicaba con Tito sobre el mismo tema. A los pocos meses, coincidencia o destino, uno de los oradores de la Marcha fue Pepe Rivera y contó la misma anécdota que me había contado. Por supuesto, como casi siempre, otro de los oradores principales era Tito. Una de las cosas importantes es que, sin importar los claroscuros actuales de ambos personajes y sus innegables aportaciones (del tamaño que sean) a la cultura, muchísimas personas gay no saben quienes son. Es más, es muy probable que no sepas quienes son y por lo mismo no sepas que el respeto a tus derechos humanos y las libertades de las que ahora goza la comunidad LGBTT en nuestro país han costado literalmente sangre, sudor y lágrimas.

Por todo lo anterior, me hace enojar mucho cuando veo a dos chicos besarse en la calle como acto de provocación  o cuando los veo joteando o piropeando a bugas al grado de molestarlos. Viven su libertad, pero sin asumir la responsabilidad que esto conlleva. Exigen un respeto que no ofrecen. Y si vives en el DF, me entenderás más cuando explique que vivo, por segunda vez en mi vida, en Zona Rosa. Sí, es lindo ver chicos y chicas tomados de la mano, expresándo libremente su amor. La bronca viene con la convivencia, cuando entienden que expresarse es jotear por jotear y que chinguesumadreelquenoleguste. No! El mismo respeto que se exige es el que se debe ofrecer, esa es la base para la convivencia armoniosa. Y no habrá respeto mientras los del otro lado sean ignorantes.

Así que si saliste del clóset, estás por hacerlo o no pretendes hacerlo nunca, pero asumiste tu condición no-heterosexual, te toca. Te toca educarte y educar. Te toca comenzar por tu familia y tu círculo íntimo. Te toca aclarar dudas cada vez que las veas aparecer, te toca leer para entenderte mejor, te toca explicar y ser paciente. Te toca invitar a os del otro mundo a conocer tú mundo y volverte inmune al rechazo, porque no te están rechazando las personas, te está rechazando su ignorancia. Te toca entender que no tienes que convencer a nadie, sólo vivir de acuerdo a tus convicciones. Te toca aprender que no eres el diferente, porque TODOS somos diferentes. Te toca, a fin de cuentas, hacer del mundo un lugar mejor. Si lo ves así, es una gran responsabilidad. Pero cuentas con un gran poder: el don de ser eso que eres.

6

no "locas" ni "afeminados"; "hombres de verdad"

Lo dijo Tadeo Berjon-Geller el 11 de enero de 2010 , mientras ordenaba , ,
Cualquiera que pertenezca al colectivo LGBTQ (Lésbico Gay Bisexual Transgénero Queer) o que esté cercano de alguna manera a él habrá oído las palabras "loca" y "afeminado" y la frase "hombres de verdad".   Aún los más alejados, si no han oído esas palabras, conocerán o usarán conceptos similares, como "rarito" y "más normal".  

Son palabras tan cargadas, y provocan opiniones tan diversas sobre cultura, sexo, género y más, que sé que su simple mención es suficiente para presentar el tema y generar reflexión en sentidos varios.  Esta mesa está servida.       












Nota:   Esta entrada y todo su contenido, incluyendo fotos y video, son propiedad y creación de su autor  y puede ser copiada, distribuida y comunicada públicamente siempre y cuando se reconozca la autoría del contenido, no se utilice para fines comerciales, y no se transforme, altere o genere otra obra a partir de esta entrada. 
Las opiniones expresadas en esta entrada pertenecen a su autor y no necesariamente representan las opiniones de Mesa para 9 ni de los demás autores.  El autor no necesariamente comparte las opiniones de los demás autores de "Mesa para 9",  no tiene injerencia o autoridad alguna sobre lo que éstos publiquen, ni condona la violación a  derechos de autor o la omisión en atribución de autoría que pudieran tener lugar en entradas de los demás autores de este blog, por lo que dichas violaciones y omisiones son responsabilidad única del autor en falta. 

12

Dejando ir

Lo dijo Noé el 8 de enero de 2010 , mientras ordenaba , ,
Una sola cosa en mente: OLVIDAR. No en el sentido de borrar de un plumazo de la memoria las cosas vividas. Me refiero más bien a recordar sin que duela. Despojarse de lastres emocionales que impiden crecer. Aprender a perdonar, aprender a pedir perdón, aprender a perdonarse uno mismo. Sin rencores, que lo que pasó e incluso lo que no pasó ya forman parte de lo que ha quedado atrás. Ver con más frecuencia el vaso medio lleno, y no sólo eso, esforzarnos porque el vaso esté lleno por completo. Perseverar más, rendirme menos. Quitar capas y más capas de lo que estorba y dejar sólo lo esencial. Este es un nuevo año, una nueva oportunidad. Como decía Sabines: "Este es el tiempo de vivir, el único". Y ya fue mucho perder el tiempo. Fue mucho ver pasar la vida lamentándose, lamiendo heridas, autocompadeciéndose.

A quienes me amen, amor en correspondencia. A quienes me odien, comprensión. No conformarme, pero también aceptar cuando no pueda cambiar las cosas. Paciencia antes que indiferencia. Respeto antes que intolerancia. Pasión antes que exacerbación. Humildad antes que falsas modestias. Comprender que es mucho más importante el dar que el recibir. Servir a quien lo necesita. Y actuar, en vez de sólo hablar y hablar.

Como Jano, hemos traspasado un umbral. El pasado es historia, el futuro lo vislumbramos. Nos queda el presente. Ya han pasado ocho páginas de la agenda 2010. ¿Qué se escribirá en las 357 restantes? Mi propósito es que sean cosas buenas. ¿Qué escribirás tú?

6

Propósitos de año nuevo

Lo dijo Tadeo Berjon-Geller el 7 de enero de 2010 , mientras ordenaba , , , , ,
Propósitos de año nuevo

Cada inicio de año nos hallamos con que nos hemos proponido varias metas...  ¿Cómo?  ¿Proponido no?  ¿Propuesto?  Pero... ¡yo lo he visto escribido e imprimido!  Ah, qué, ¿ni escribido ni imprimido?   Ah... ok, escrito e impreso...  Pero entonces... ¿recepto o recibido? ¿cocto o cocido? ¿remiso o remitido?  ¿represo o reprimido?  Ah, ¿esos no?  ¿recibido, cocido, remitido y reprimido?   ¡Pero qué incongruencia! ¡burlarse por no usar ciertas formas (propuesto, impreso, escrito) y hacerse de la vista gorda con otras igual de elegantes (recepto, cocto, remiso, represo)!  En fin...

Como decía, tenemos metas y propósitos de año nuevo y, yo que ustedes, si no los tenía, sí me preocupaba...  Ah, alguien ya respingó por ahí.  ¿Mejor qué?  "Si no los tuviera, sí me preocuparía"?    Entonces supongo que esos que respingaron dicen también "Cuando hube terminado de escribir la entrada, la publiqué" (si hablan del pasado) o "En cuanto la hubiere escrito, la publicaré" (para el futuro).   ¿Qué? ¿No?  ¿Que dicen "Cuando terminé de escribir la entrada, la publiqué" y "En cuanto la escriba, la publico"?  Y dale con las incongruencias, muy cultos por un lado y por el otro "No, no, así ya no lo dice nadie..." (nadie de los incultos, ¿será?)

En fin, trataré de continuar.  Las metas.  Zierto es que las que bayamos a escrivir... ¡uy! ¡calma! ¡cuánto escándalo! Antes que nada, les hago saber que hace unos cuatro siglos que Latinoamérica pronuncia igual la S, la C (cando le siguen E o I) y la Z; es, más, en realidad lo que hizo fue mantener la pronunciación auténtica de esa época de la C/Z y empezar a pronunciar la S como C/Z. En cambio, en el norte y centro de España (y sólo en esa zona) se mantuvo la pronunciación de la S y le dieron una nueva a la C/Z:  la pronunciación de TH en el inglés "think".   A eso hay que sumar que en castellano (el lenguaje de Castilla, de donde nació lo que en México llamamos español) nunca hubo diferencia entre B y V, que se pronunciaban tal cual lo hacemos ahora, y que se escribía en época medieval bever, bivir y saver.  Claro que, si la intención es escribir como no se pronuncia hace siglos o como nunca se pronunció, pues podríamos también empezar a hacer manifestaciones para poder regresar a una ortografía que nos permita distinguir "oso" (del verbo osar) de "osso" (el animal),  "ese" (como en "ese libro") y "esse" (la letra), y escribir elegantemente y como se hacía "alçar" (y no alzar), "caça" (y no caza),  "passo" (y no paso), "dezir" (y no decir), "hazer" (y no hacer), "fuerça" (y no fuerza), "prissa" (y no prisa), "muger" (y no mujer), etc.   O entraremos de nuevo en el campo de las incongruencias, diciendo que hay que mantener unas grafías de pronunciaciones inexistentes hace siglos (o que simplemente jamás existieron), pero no otras que tampoco existen hace siglos...

Volviendo al tema, y ya se ha alargado mucho ehte ehcrito y se me ehtan quedando dormidoh... No, alto ahí, esas S sin pronunciar no deben causar burla.  Es más, para que sepan, el no pronunciar  las S fue tan normal para algunos que lo convirtieron en el estándar de una lengua que ha sido considerada, por muchos, dulce, elegante y romántica: el francés.     Ejemplos (primero el español y luego la misma palabra en francés):  bestia vs bête (suena parecido a "bet"), pasta vs pâte ("pat"), vas vs vas ("va"), mis vs mes ("me"), caso vs cas ("ca") y, entre una interminable lista, francés vs français ("francé").  Definitivamente, la belleza está en los ojos de quien la mira (o en los oídos de quien la oye).

Al final, ¿qué es el conjunto de reglas gramaticales a seguir, de vocablos aceptados, de ortografía prescrita y pronunciaciones prescritas sino una herramienta más para distinguir a unas personas de otras?  ¿para decidir quiénes serán merecedores de uno u otro privilegio? ¿para ridiculizar o minimizar los usos y costumbres de los que no pertenecen a la élite de los que han podido dedicar cientos de horas de estudio para dominar una versión particular de su lengua?   Eso sí, el haber dominado esa técnica es un mérito, pero es el reconocimiento que se debe a quien domina una técnica particular y hay que tener cuidado de darle el respeto que merece, y no más. 

Ya se me acabó el espacio... Bueh, como sea (¿como fuere?), empieza (¿empieça?) un año lleno (¿pleno?) de propósitos que hemos  (¿habemos? ¿emos?) asumido (¿asunto? ¿assumpto?).     ¡La mejor de las suertes con ellos!











Nota:   Esta entrada y todo su contenido, incluyendo fotos y video, son propiedad y creación de su autor  y puede ser copiada, distribuida y comunicada públicamente siempre y cuando se reconozca la autoría del contenido, no se utilice para fines comerciales, y no se transforme, altere o genere otra obra a partir de esta entrada. 
Las opiniones expresadas en esta entrada pertenecen a su autor y no necesariamente representan las opiniones de Mesa para 9 ni de los demás autores.  El autor no necesariamente comparte las opiniones de los demás autores de "Mesa para 9",  no tiene injerencia o autoridad alguna sobre lo que éstos publiquen, ni condona la violación a  derechos de autor o la omisión en atribución de autoría que pudieran tener lugar en entradas de los demás autores de este blog, por lo que dichas violaciones y omisiones son responsabilidad única del autor en falta. 

21

Propósitos forzados

Lo dijo Jaime Rivera el 6 de enero de 2010 , mientras ordenaba ,
Nunca he sido de las personas que hacen propósitos de año nuevo. Para mí siempre había sido una práctica vacía. No conozco a nadie que se haya hecho un propósito de año nuevo y lo haya cumplido. Por lo mismo, no era algo que me llamara la atención.

Este año es un poco diferente. 2010 es un año crucial en mi vida. Estoy terminando el doctorado y tengo fechas específicas para cumplir con los procesos de entrega de capítulos de la tesis doctoral y titulación en general. Durante este semestre voy a estar levantando datos con un experimento que voy a hacer con 15 grupos de alumnos. Casi 400 personas van a estar involucradas en este proyecto.

Al mismo tiempo, precisamente porque voy a graduarme, estoy en el proceso de buscar trabajo. He estado llenando solicitudes y enviando materiales. Pronto llegarán las llamadas para entrevistas y posibles visitas a universidades que estén interesadas en contratarme.

Este año necesito tener una mente totalmente enfocada. Si de por sí soy organizado, al menos durante los próximos 9 meses necesitaré estar doblemente concentrado en casi todo lo que haga para poder llevar a cabo los planes que fueron trazados desde años atrás.

Esta es la culminación de un plan largo de estudios y el inicio de una carrera profesional que espero ya con ansia. No saben con qué gusto espero que llegue ya septiembre, para que todo el estrés del experimento, la tesis, la graduación y la búsqueda de chamba hayan quedado atrás. Donde sea que me toque trabajar pienso que será pan comido comparado con lo que me espera durante los próximos 7-8 meses.

Por eso esta es la primera vez que hago propósitos de año nuevo, que de hecho no me va a quedar otra que cumplirlos. En realidad es sólo un propósito: trabajar constantemente para que las fechas cruciales de cada proceso que se avecina lleguen sin preocupaciones. Seré muy disciplinado y haré todo lo necesario para que sin prisas y retrasos pueda levantar datos, entregar materiales y pasar los puntos de revisión que sea necesario pasar.

Espero que el año que viene pueda hacer otro tipo de propósitos; de los divertidos, como aprender a tocar el piano, o cosas así.

3
Lo dijo Mickey Blue Eyes el 5 de enero de 2010
¡Ups! perdón, pero como vengo llegando tarde, pues faltaban mis propósitos, y aquí están, ¿cómo le dicen a esto? ¿más vale tarde que nunca...? hum... ¡no!
¡BONUS POST!







12

Mas bien lecciones...

Lo dijo Carlos el 4 de enero de 2010 , mientras ordenaba , ,
Eran las doce del día sobre una de las más importantes avenidas de la Ciudad de México. Estaba sentado en una de las distintas bancas que adornan las banquetas de Reforma. No recuerdo bien pero creo que mi ánimo no andaba en su mejor momento. Se me acerca una mujer de baja estatura, cabello corto y mirada perdida, por llamarle de alguna forma. —¿Le leo la mano jóven?— salí momentáneamente de mi usual trance. —No, gracias— respondí instintivamente. Se alejó del lugar donde me encontraba. No tomé importancia a ese hecho... por un par de segundos. De repente en mi cabeza entró la duda y el arrepentimiento. ¿Y si es verdad?¿Si me saca de la duda que tengo en este momento?¿Si me dice algo importante? Volteé a mirar la dirección por donde siguió la mujer. Demonios, ya había cruzado la calle. Corrí lo mas rápido que hube esquivando gente, calculando mal la altura de la banqueta y a punto de tropezarme en medio de la calle, ignorando el sonido del cláxon de algún auto que seguramente tuvo que bajar su velocidad por mi culpa, hasta que alcanzé a la mujer. —Disculpe— dije, apenas respirando—Mejor sí—. Me miraba de la misma forma inexpresiva con que me ofreció su servicio délfico. —Serían venite pesos—. Busqué dinero en mis bolsillos, nada. Pero sabía que tenía algo en la mochila que llevaba. Me puse en cuclillas para revisar entre las cosas que llevaba en la mochila. Encontré una moneda, nada mas. —Solo tengo diez pesos—la miré, seguía con su mirada perdida, evitando verme fijamente. —Buenas tardes— respondió y dió la media vuelta perdiéndose a lo lejos. Regresé riéndome como idiota a la banca donde estaba sentado.

Lección 1: No hagas el ridículo por querer saber el futuro, mejor vive y ya sabrás que es lo que viene... o también podría ser... nunca cargues dinero o podrías gastarlo a lo idiota.


Cuarto para las ocho, con cita a las ocho en punto y algo lejos de mi destino. Bajé apurado del metro, tenía que transbordar, y el camino al otrometro implicaba dos series de escaleras (eléctricas pero a fin de cuentas escaleras) y mucha mucha gente. Comenzé a correr. El andén aún no se inundaba de gente, siempre es así como si bajaran paulatinamente, punto a favor mío. Corrí hasta doblar a la derecha por un corredor curvo, que da directo a las escaleras. Escaleras eléctricas con una fila de 20 personas que esperaban, demonios ¿Qué no piensan hacer algo de ejercicio? Subí rápidamente por las escaleras normales. otro pasillo, aún con más gente, porque es ahí donde confluyen las personas de las tres líneas diferentes que pasan por la misma estación. Si esquivar gente con graciosos movimientos implicara un espectáculo, tal como lo es la danza o el teatro, seguramente llenaría una temporada completa el Auditorio Nacional con mis extraños pasos a entre la gente. Solo sentí un golpe en una ocasión, seguramente seguido por alguna mentada de madre. Otras escaleras eléctricas, casi vacías gracias a mi rápida carrera de obctáculos, que pude subir aún mas rápuidamente, otro corto tramo corriendo y por fin, llegaba al andén donde estaría el otro metro. No había metro. Diez minutos, no llegaba ningún maldito metro. Y creo que yo denotaba ya algo de desesperación. Se empieza a llenar el andén de gente. Un chico hombre se paró junto a mí, me miraba en ocasiones. —¿Tienes prisa?— me dijo tranquilamente. —Sí, de hecho— respondí con mi típica sonrisa. —¿Y qué ganaste con correr todo el camino hasta aquí?— no respondí nada. —Te vi abajo, esquivando gente y corriendo, y ve, estas junto a mí, y eso que yo llegué hasta aquí tranquilamente— yo solo seguía sonriendo. —¿Tienes una cita?— me preguntó con el mismo tono tranquilo. —Si, ¡ah! ya se me hizo demasiado tarde— volvía mi desesperación. —Seguramente no es tan importante, si fuera algo que te importara no estarías aquí, seguramente ya estarías a unas cuadras de aqué lugar—. No pude responder, llegaba el metro y me sentía aliviado.

Lección 2: "No por mucho madrugar amanece mas temprano" bien dice el dicho... o también podría ser... no te dejes influenciar por extraños en el metro que te ven con ojos de deseo y usan premisas filosóficas para que olvides tu cita y te vayas con ellos (esta última aplicada en aquella ocasión).


Tres de la tarde en punto, mi cabeza recostada sobre el hombro de un chico. Estamos los dos desnudos en un sillón. Me separo de su cuerpo volteó a verlo fijamente, me devuelve la mirada. Minutos interminables de silencio. Los dos tenemos los ojos adornados con ese brillo que precede a las lágrimas. El comienza a hablarme, a hacer preguntas. Continuo con mi mutismo, no puedo decir una sola palabra, solo lo miro. Lo abrazo, el acaricia mi espalda, mientras continua con su monólogo. Acerco mis labios a su oído —Perdón—. Pero al parecer no tenía nada por lo cual sentirme culpable. Mas minutos de mi silencio. Reúno toda mi fuerza, y me trago hasta el fondo las lágrimas y demás para levantarme con una sonrisa. Nuestros rostros vuelven a quedar frente a frente. Pero el daño ya estaba hecho, ni siquiera mi terrible y estúpida risa podía arreglar las cosas.

Lección 3: El silencio puede dañar mucho mas que las palabras... o también podría ser... no siempre puedo sonreir para hacer sentir mejor a alguien.


Supongo que mi único propósito será continuar aprendiendo estas espontáneas lecciones de los sucesos mas clásicos para aplicarlas en la vida, si es que tiene algún sentido... Ah, y prometo, algún día, aprender a hablar...



10

RESOLUCION VS. PROPOSITO

Lo dijo Antonio Fidalgo el 1 de enero de 2010 , mientras ordenaba , , ,
Propósitos…mmm, no se, se me hace que la palabra de tanto usarla cayo en un sin sentido, porque ya muy pocos la sienten, prefiero decir RESOLUCIONES, ahora bien para no hacer alarde digamos que son pocas las resoluciones para este 2010 con la aclaración de principio y final de que las mismas pueden verse aumentadas o mejoradas, sea así pues he aquí que para este 2010 he resuelto:

-Ser menos hijo de puta con mis semejantes ( y con los que no considero mis semejantes también.
- Mas libros, mas música, mas cine.
- Buscar mas oportunidades para hacer el bien a mas gente, hacerlo y que nadie se entere.
- Estar mas en contacto con mi familia ( si mama, ya se!)
- Usar solo un pasaporte!
- Deajar de decir que Madonna es Dios (aunque lo sea!)
- No hacer posteos maledicentes con el fin de hacer enojar a los lectores y contraponer puntos de vista ( NO PROMEWTO NADA MAS!)
- No ufanarme de que me los jodi a todos y que el mío es el primer posteo de 2010 en esta mesa! ( aunque en verdad me los jodi a todos y mi posteo es el primero de 2010 en esta mesa!!!!! He He!)

Poner una bonita imagen que les desee a todos un feliz 2010!





Taran!!!

Copyright © 2009 Mesa para 9 All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.