22

CUANDO LO SUPE

Lo dijo Antonio Fidalgo el 20 de noviembre de 2009 , mientras ordenaba ,
Los sospechaba desde los 9 años, despeje algunas dudas a los 15 y me despoje de otras a los 21. Pero siéntense, les platico ahora que la mesa esta servida….

En esos días de la infancia tenia un vecino con el cual me encantaba pasar tiempo, era feliz cada vez que jugábamos fútbol en el mismo equipo, o bien éramos parte del mismo bando en las guerras de almendrazos teniendo como trincheras las bardas de las casas…me encantaban sus ojos verdes y su cabello claro, los adultos decían que lo mi era una necesidad de un hermano mayor…yo ni opinión tenia al respecto, solo sabía que me gustaba estar con el, lo prefería sobre todos los demás vecinos y compañeros.

- ¿me alcanzas la azucarera?-, a los 15, puf! tremendo, en el maravilloso Puerto Vallarta y con un hotel como hogar descubrí a un botones de acaso 18 años, su sonrisa me impactaba, sus brazos torneados, obviamente era mas gusto que admiración, así que cuando un día me saludo comenzamos a platicar con esa distancia que existía entre huésped y botones, misma que se rompió un 25 de junio, el tenia libre la mañana, yo no tenia a nadie a mis espaldas ese día, así que fuimos a la playa, entre los juegos de manos, pasamos a pasos agigantados al sexo…ahí lo di por cierto, el placer que sentí sigue siendo hoy día difícil de describir…las dudas se despejaron, yo era diferente –¿ya probaste que rico esta el café?-…sin embargo junto con ese conocimiento llego la culpabilidad y la vergüenza, ambas me llevaron de al mano de regreso a mi habitación de hotel y a un oscurantismo que hoy me da risa, pero en aquellos días fuente de mis pesadillas.

-Disculpa la molestia, ¿me pasas una servilleta?- A los 21 después de muchos libros leídos, de algunos complejos puestos en maletas que hoy no se donde están ( y si alguien las encuentra quédeselas, que no las quiero de vuelta), y de noches largas al acecho de una presa ( de la cual usualmente yo me convertía en presa), y de muchas botellas en las cuales quise dejar las penas que el ocultar ser distinto me provocaba llegue al diván del psicoanalista que me dijo que tenia que escoger entre ser feliz siendo quien era o tratar de ser feliz siendo quines los demás querían que fuera…….

Ya saben cual fue mi elección…..con conocimiento de causas y efectos, fue entonces cuando lo supe.

……..-¿te apetece un traguito de limoncello?

http://

22 Comments


Si se pudiese...
Con esta mesa puesta y tan apetitosos manjares.
Sobre todo ahora que veo dónde he caido. Y no sin querer.
Por gusto, por curiosidad.
Va de nuevo una felicitación al proyecto, a los cocineros y, por supuesto, a todos los comensales.
A los postres, pues.


Toño:
9, 15 y 21. Todos múltiplos de 3. Y 3x4=12. Y ya pasamos el 2000. Y si le sumamos, da 2012. Otra señal del fin del mundo!!! Jajaja. Yo y mis cosas...
Me gustó tu narración, compañero. Cada vez me doy màs cuenta que no era el único párvulo diferente al resto. Y me gusta que hayas asumido las causas y los efectos. Supongo que eso te ha llevado a ser quien eres el día de hoy.


Toño

Claro y libre de adornos freudianos, tu recuento.

Me da gusto que hayas dejado en la maleta perdida, tus complejos de culpa.

Un abrazo


Ay carnal.....

Fijate que yo lleguá hasta el divan, pero por otras razones, mucho más difíciles para mi de manejar.....luego yo acababa terapiandola a ella, pero ayuda.

Oye, así de plano? En la playa y en público?

Algunos amigos me han contado de experiencias en playa, pero no me lo imagino, al menos no en las que hasta la fecha conozco, rodeadeas de gentío...

A mi tambien siempre me han atraido los botones, siempre es siempre.... y he conocido un par maravillosos!!!

Un cachemiro fantástico en Bombay... I-NOL-VI-DA-BLE!!!!

Por sus ojos mal pensados.

2046


Toñito:

Entiendo perfecto lo del chico de los ojos verdes. Yo jugaba futbol (que no me gustaba) con un chico, ufff.

¡Y lo del botones! Cuando viví en Brasil, coincidió que en los hoteles que me hospedaba al parecer uno de los requisitos para ser botones era ser hermoso.

Y el miedo, pues...es miedo y sha. Lo bueno es que ya ni sabes donde está ;)


Esta mesa es muy auto-comentada. Supongo que es normal...no?


toño... Buen majar que se ha servido este día, me gusta repetir los manjares que se sirven en esta mesa. A gusto ?


Fritzio: un placer que las viandas servidas te estén gustando! saludos!


Noe: es que sin asumir efectos de nuestras causas creo que así no se será nunca feliz…abrazos!


Marichuy: pues es que la verdad mi paso por este trance si bien llevo mucho, no tuvo tantos adornos..un abrazo enorme.


Champy: algo hay en los botones..jajaja


Gus: jajaja, somos boticinistas..jajaja


Life In Paradise: Pues repita usted cuantas veces se le antoje, que la mesa esta servida y los platos son interminables en tanto uno así lo quiera.


Bonita historia, cuando uno se "descubre" un poco en la preadolescencia, o el solo hecho de preguntarse a uno mismo ¿que me pasa?......tu historia hizo que recordara la mia, y esos recuerdos me hicieron sonreir y tambien entristecerme, pero para eso son los recuerdos, para volver a sentirlos.

p.s. en cuanto a los botones...¿no será el uniforme? :P


Las Pokas Neuronas…: bueno, pero los recuerdos, recuerdos son, que bueno compartir historias..y de los botones, mira no se , en una de esas ocurre que lo que a algunos les pone los uniformes de policía a mi me lo hace el de botones..ejejeje, saludos!


Es interesante que te hayas animado a hacer el salto así de bruscamente, de sospechar que algo en ti había distinto a tirarte al botones.

Sobre las maletas, las iba a empezar a buscar, pero qué bueno que no las necesitas. Yo tampoco las querría.


Toñito...

Entre mas los conozco, mas los quiero!! en serio!!

todos sus relatos tienen algo en comun... Valentia!

APAPACHOS!!!

=D


pero buenísima elecció la última, creo que a fin de cuentas esa es la que todos queremos, nomas que aveces nos tardamos en ptar por ella o le dudamos batsante antes de convencernos que no necesitamos mas :D

-Propongo un brindis... Salud-

y saludos :)


Tadeo: pues no, depende del libro y el lector.


Jaime Rivera: espero que estén hundidas en algún lugar donde nadie las encuentre, las culpas se pueden subir ala espalda y pesan terriblemente..saludos.


Srita. Mueganita: pues el cariño es correspondido, y bueno, si no es así pues como verdad? saludos!


Carlos: es que para mi no había de otra, Salud!

Copyright © 2009 Mesa para 9 All rights reserved. Theme by Laptop Geek. | Bloggerized by FalconHive.